Cinco villanos de videojuegos olvidados

tienda_videojuegosA todos los gamers nos encantan los villanos. Esta afirmación es algo que todos los que estamos relacionados con el mundo delo videojuego hemos podido escuchar más de una vez. En este sentido todos tenemos en la cabeza los villanos de los últimos juegos, sobre todo pertenecientes a la generación de consolas encabezada por PlayStation 3 y Xbox 360, pero existe también un grupo de villanos que se han condenado al olvido, pertenecientes a pasadas generaciones de consolas como PlayStation 2, PlayStation 1, Xbox y PC. Sin embargo estos “villanos” han colaborado a darnos horas y horas de entretenimiento y no podemos pensar en ellos sin cierto toque de nostalgia. De esta manera vamos a hacer un breve repaso por los cinco villanos que marcaron una época en las distintas plataformas, incluyendo PC.

Empezamos mi lista con el malvado LeChuck del videojuego Monkey Island. Este malvado personaje estaba obsesionado con los monos y era un gran amante de la magia vudú, este personaje no hace otra cosa que poner piedras en el camino de nuestras aventuras. A pesar de ser un villano de pura sangre, la principal motivación de todos sus malévolos planes siempre fue la falta de una mujer que lo acompañe en su vida como no muerto, es decir, a fin de cuentas lo único que quería este personaje es algo de amor.

Seguimos con un villano de pura cepa, me refiero a Psycho Mantis del videojuego Metal Gear Solid. Podemos decir que es un incomprendido, un niño que con sus poderes mentales descubrió el profundo rencor que le tenía su padre por la muerte de su madre al nacer, tiene muchos motivos para haberse convertido en uno de los villanos más interesantes de la industria de los videojuegos. Su pasado como antiguo agente de la KGB y del FBI donde la lectura de la mente de un criminal lo sumergió en una profunda locura de la que jamás pudo liberarse. Por si fuera poco, llegó a matar a su propio padre y destruyó su pueblo para convertirse en miembro de la organización Fox Hound. Pensar en el pobre Psycho Mantis y que todo se hubiera arreglado con un poco de cariño…

No podemos seguir sin citar a Némesis, del videojuego Resident Evil 2. Un engendro bio orgánica, feo, enorme, fuerte e insistente. Némesis es el tipo de engendro que a uno le gustaría tener de su lado en lugar de en contra suya. Como decimos un sujeto de casi dos metros y medio de altura, con una cicatriz que le surca la cabeza, con tentáculos sujetados en su brazo derecho y uno izquierdo deforme de músculos el resultado de sus experimentos, Némesis se ha convertido en quizás el más horrible de los enemigos que podamos encontrarnos en un videojuego.

Podemos citar a muchos más, si bien estos son unos grandes olvidados que podemos y reclamamos que tengan una nueva vida en la nueva generación de consolas encabezada por PlayStation 4 y Xbox One, ya que pueden seguir dándonos mucha diversión.

A vueltas sobre la utilidad de los videojuegos

videojuegos-590x260Los videojuegos y los aficionados a esta práctica siempre están en mitad del debate social acerca de sus diferentes aspectos, así como de los supuestos aspectos negativos y positivos que este producto produce sobre todo entre los más jóvenes. Como decimos existen cientos de estudios, aunque uno de los más representativos realizados hasta la actualidad en España nos aporta unos datos muy reveladores. Según las conclusiones de este estudio, los menores conciben los videojuegos como un instrumento básico de su ocio y tiempo libre, y los utilizan de forma habitual y mayoritariamente, especialmente entre los varones.

¿Cuánto ganan las empresas de videojuegos?

De esta manera podemos observar que 69% de los menores encuestados juega habitualmente con consolas y videojuegos, aunque se observa un claro descenso en la práctica de esta afición a medida de que el joven se va haciendo adulto. En este sentido los datos son bastante reveladores y nos muestran que frente al 78% de alumnos de 5º y 6º de primaria que habitualmente juegan con videojuegos, encontramos un 73% entre los que cursan primer grado de secundaria, 65% entre los de segundo grado y finalmente sólo un 52% entre los alumnos de tercero de secundaria, si bien también es cierto que el estudio solo nos muestra los datos de jugadores de videojuegos de consolas y PC no teniendo en cuenta otros dispositivos como las tablets y los smartpones.

Pero el estudio también señala aspectos positivos del uso de los videojuegos, algo a lo que los miembros de la comunidad gamer no estamos acostumbrados, ya que por norma general estos estudios siempre sacan a relucir la parte más negativa de esta afición. En este sentido, los estudios realizados señalan que los videojuegos tienen un gran potencial lúdico y educativo y pueden ser un producto muy beneficioso. De esta manera, tienen un importante papel en el desarrollo de habilidades psicomotoras, favorecen la adquisición de conocimientos y potencian el desarrollo de la inteligencia. Los juegos de estrategia, por ejemplo, requieren que el jugador ponga en marcha toda su capacidad intelectual para anticipar acontecimientos, adelantar soluciones, verificar la eficacia de las acciones realizadas y evaluar sus consecuencias. Los juegos tipo arcade favorecen la coordinación óculo manual y la lateralidad.

Pero tenemos que recordar que un uso incorrecto de los videojuegos también puede dar como resultado consecuencias negativas. De esta manera, una mala adecuación del tema o contenido de los videojuegos puede tener un efecto muy negativo en la educación de los menores. Incluso pueden producir algún tipo de enfermedad psicológica, obesidad infantil, sedentarismo, problemas de visión, comportamientos violentos y psiquiátricos, además de algún daño de tipo físico asociado a la inmovilidad y a las malas posturas.

Sea como sea tenemos que tener en cuenta que la responsabilidad de padres y educadores es clara a la hora de favorecer el correcto uso de los videojuegos por parte de sus hijos, siendo responsables de su control, así como de la relación con contenidos adecuados para su edad, algo que siempre debemos presente.

¿Qué consola portátil regalo a un niño?

videojuegosEs muy posible que muchos de nosotros nos hayamos hecho esta pregunta cientos de veces al llegar la campaña de navidad o la época de las comuniones de primavera, y seguramente nos hayamos encontrado hechos un lío sin saber si hemos acertado en la compra, nada barata dicho sea de paso, o no. Vamos a dar un pequeño paseo por las características de las que creemos que son las consolas más adecuadas para los más pequeños, es decir, las consolas portátiles cuyos máximos representantes son PlayStation Vita y Nintendo 3DS.

Empezando por Nintendo 3DS, lo primero que debemos decir es que su diseño ya nos dice para que tipo de público está pensada. En este sentido, todo en la consola de Nintendo es sencillo e intuitivo y lo mejor de todo, independientemente de las características técnicas que posea, es que cuenta con un amplísimo catálogo de juegos muy adaptados para los peques. De esta manera personajes y títulos como por ejemplo Luigi’s Mansion 2, Inazuma Eleven 3, Donkey Kong Country Returns 3D, Pokémon X e Y, Skylanders Swap Force, Sonic & All Star Sega Racing, Super Mario World 3D, The Legend of Zelda: A Link Between Worlds, etcétera nos hace que en un principio Nintendo 3DS sea una firme candidata para ser la mejor opción para regalar a los más pequeños. En el lado menos positivo tenemos que señalar que el precio es un poco elevado en lo que se refiere a los videojuegos.

En el otro lado de la balanza se sitúa PlayStation Vita, que cuenta con un precio ligeramente más elevado y con mayores virtudes técnicas, que si bien vamos a pasar por alto porque los más pequeños no hacen demasiado caso de estas utilidades, sino de la capacidad de jugabilidad de la consola. En este sentido no encontramos con una consola que si bien en un principio el niño no usará tanto como la anterior, es innegable que su vida será superior a la de Nintendo cuando el niño empiece a sentir interés por otro tipo de juegos un poco más maduros. La posibilidad del juego cruzado es bastante interesante, siempre y cuando el niño ya tenga una PlayStation 3, pudiendo continuar los juegos de una a otra consola.

Pero uno de los aspectos que trabajan en contra de PS Vita, es sin duda el menor abanico de juegos que tiene en comparación con Nintendo 3DS, lo cual no quiere decir que no encontremos buenos títulos (también caros al igual que en Nintendo 3DS) como por ejemplo Tearaway, Invizimals: La Alianza, Jak&Daxter HD Collection, Sly Collection y Sly 4, Las aventuras de Tadeo Jones, etcétera. Sea como sea, también tenemos que señalar que puestos a comparar el catálogo es muy inferior al de la consola de Nintendo.

Nosotros ya hemos hecho la decisión ¿y tú?

¿PlayStation 4, Xbox One o Wii U?

juegosLa pregunta del título de este artículo de seguro que ha pasado más de una vez por la cabeza de miles compradores que ven como las distintas compañías inician la guerra de la nueva generación prometiendo, como es lógico, que su consola es mejor que la de la competencia. De esta manera y sin ponernos de parte de nadie, vamos a dar u breve repaso por las características principales de cada una de ellas para intentar ver cuál puede ser la que mejor se adapte a nuestros gustos e intereses, así que ¡qué comience la lucha!

¿Qué consola de Video Juegos debo elegir?

Por un lado tenemos a PlayStation 4 que sin duda ha sido la mejor acogida por la prensa especializada y es la que ha recibido las mejores críticas. La verdad es que presenta una potencia ligeramente, aunque determinante, superior que las otras dos lo que hace que sus calidades de gráficos sean superiores. A esto hemos de sumar que presenta un precio muy equilibrado, si tenemos en cuenta que las tres consolas en comparación son todavía bastante caras. Sea como sea, eso ha hecho que se alce con la primera posición en lo que se refiere a ventas tanto en el mercado asiático como en el europeo y que mantenga una dura lucha en el mercado americano. A esto sumamos un catálogo de juegos bastante atractivo, la posibilidad de juego cruzado desde PlayStation 3 y su compatibilidad con PS Vita.

Por otro lado tenemos a Xbox One, que por desgracia no tuvo una buena arrancada y no contó con tan buenas críticas como su rival de Sony, esto debido a las políticas que se anunciaron en un comienzo, entre las cuales había restricciones al uso de juegos de segunda mano y conexión permanente a internet. Criticada también por la total ausencia de juegos en su anuncio previo al E3, Xbox One pudo reponerse de un año difícil al eliminar dichas políticas y comenzar a destacar por sus juegos, finalmente terminando con un lanzamiento repleto de exclusivas, tales como Ryse, Killer Instinct, Dead Rising 3 y Forza 5. Sin duda una vuelta en 180 grados respecto a cómo se veía el panorama hace algunos meses después de su lanzamiento. En su contra cuenta con un precio más elevado, si bien hay que reconocer que Microsoft ha hecho de Xbox One un centro de entretenimiento, englobando redes sociales, televisión compatibilidad con tecnología Windows, etcétera… algo que sus competidoras no están en posición de decir.

Por último nos encontramos con Wii U, que parte en clara posición de desventaja con respecto a sus competidoras ya que no consigue quitarse de encima la etiqueta de ser la consola para los peques de la casa, idea por otro lado bastante errónea. Como decimos la consola Wii U de la gran Nintendo ha tenido que lidiar con unos datos de ventas bastante negativos que no mejoran con el paso del tiempo, pese al lanzamiento de juegos de alta calidad como Pikmin 3 y The Wonderful 101, Super Mario 3D World, etcétera… unas especificaciones técnicas un tanto inferiores que las dos consolas anteriores, un abanico de juegos escaso en el momento del lanzamiento y la mando-pantalla incomprendido, hacen que Wii U se sitúe fuera de la lucha por la primera posición.

Pero desde la perspectiva de un gamer, todas estas especificaciones técnicas están muy bien, pero lo que importa son los juegos (y no si Sony vende más o menos, o Microsoft integra muchas funciones, etcétera) algo en lo que las tres aun no han dado ni la mitad de lo que esperábamos de ellas. No nos queda más que seguir esperando.